lunes, 5 de septiembre de 2016

CLAVES PARA UNA EXFOLIACIÓN PERFECTA

Antes y después de las vacaciones es recomendable hacerse una exfoliación corporal a fondo para eliminar las células muertas que se van acumulando. Si no las retiras, aparecen puntos negros. Al retirarlas, la microcirculación mejora, se regeneran las células y se garantiza que los principios activos y nutrientes de los productos siguientes penetren mejor.

La forma de exfoliarse es muy sencilla: humedece la zona a tratar y con las yemas de los dedos, aplícate el exfoliante con suaves movimientos circulares; la dosis debe ser acorde al área a tratar e ir masajeando. Tras unos minutos, retíralo con agua o una toalla humedecida en agua templada.

Lo puedes hacer tranquilamente en la ducha exfoliándote la cara y el cuerpo, ya que la piel está mojada y el vapor del agua contribuye a abrir el poro. En el caso del rostro hay que evitar la zona de los ojos, que como ya sabes, es una piel muy sensible y delicada; también hay que ser cuidadosa en el cuello, el escote y el pecho. Para estas zonas se puede sustituir el exfoliante corporal por uno facial ya que el grano es más fino.

Lo puedes hacer en un momento de relax, sin prisa alguna para ser concienzuda con el proceso. Te recuerdo que la exfoliación es indispensable cuando te vas a poner el autobronceador para que obtener un resultado uniforme, o también cuando quieres potenciar los beneficios de una mascarilla.

No hay que olvidarse que después de la exfoliación tienes que aplicarte un tónico facial para calmar y equilibrar el pH (en el caso del rostro); y una loción, manteca o aceite corporal para nutrir en profundidad en el caso del cuerpo.


Te recuerdo que puedes seguir nuestros consejos también en: https://www.facebook.com/labeautenerea/ y https://twitter.com/minatxita y para encontrar productos para exfoliar: http://www.avon.es/nerea74

No hay comentarios:

Publicar un comentario