miércoles, 27 de diciembre de 2017

Historia de la Moda - Egipto









A lo largo de 3.000 años, los egipcios apenas cambiaron su manera de vestir, peinarse o adornar su cuerpo. Hablar de moda egipcia es hablar de tradiciones.

Vestirse no es imprescindible para los antiguos egipcios. Viven en un clima cálido y bastante húmedo, que raramente les obliga a abrigarse durante el día. Además carecen por completo de sentido del pudor. Los niños no necesitan ropa. Campesinos, albañiles, pescadores y artesanos de baja categoría ejercen su oficio en cueros o cubiertos con un simple taparrabos. Sus esposas llevan vestidos amplios y más bien escasos, que les permiten ayudar en el campo o realizar tareas domésticas.

Bailarinas y flautista Moda Egipto
El Reino Nuevo pone fin a la desnudez del torso, que se cubre con túnicas ceñidas o anchas, a las que progresivamente se van añadiendo mangas y plisados. Ciertas mujeres trabajan completamente desnudas, o adornadas con un breve cinturón de cuentas. Es el caso de bailarinas, músicas y camareras que participan en fiestas y banquetes: todas ellas entretienen y agasajan a los invitados de ambos sexos mostrando sus encantos sin tapujos.

La ropa es un signo de distinción. No se viste igual un día laborable que uno festivo. La prenda masculina por excelencia es el shanti, una falda confeccionada a partir de una tela corta, cuyos extremos cruzados se meten en el cinturón y se atan con un nudo delantero. Durante el Reino Antiguo, los nobles lo lucen todos los días, pero los hombres de clase baja lo reservan para ocasiones especiales- El vestuario se complica a medida que se asciende en la escala social. Se le añade una pieza que sobresale por delante o se redondea el borde. En eventos que requieran extrema elegancia, el shanti se adorna con un broche o una pieza de tejido dorado.

A finales del Reino Antiguo y principios del Reino Medio el shanti se alarga hasta las pantorrillas, y a veces se le añade un delantal decorado con franjas horizontales o verticales. Aparecen, además, las primeras túnicas. En el Reino Medio se añade un fino faldellín largo sobre la falda y se populariza un manto corto plisado. El Reino Nuevo pone fin a la desnudez del torso, que se cubre con túnicas ceñidas o anchas, a las que progresivamente se van añadiendo mangas y plisados. El shanti también evoluciona, se acorta por delante y se alarga por detrás.  Como personaje sagrado, el rey suele vestir únicamente la falda clásica, adornada con un rabo de toro que recalca su poderío, y un nemes (pañuelo rayado) sobre la cabeza. Esta sobriedad ceremonial quedará adulterada a partir de la dinastía XVIII, en la que los pliegues, las transparencias y las mangas se cuelan en la iconografía real.

Las telas no se utilizaban únicamente para cubrirse, sino también como moneda de cambio, y su valor dependía de la calidad del lino con que se tejían. Existían cuatro categorías: tela lisa o basta, tela sutil, tela sutil fina y lino real, que como su nombre indica era el más delicado, casi transparente. Solían vestir prendas completamente blancas o escasamente decoradas porque el lino resultaba muy difícil de teñir. La lana era conocida, pero fue considerada impura, ya que todas las fibras animales eran objeto de tabú.

Hombre y mujer cosecha Moda EgiptoLa inmensa mayoría de los egipcios iban descalzos, pero los nobles podían calzarse con sandalias, elaboradas con cuero trenzado o fibras de papiro. Son idénticas a las que usamos hoy para ir a la playa: su diseño, una suela con dos sencillas tiras que se unen entre el primer y el segundo dedo, no ha variado en 5.000 años. El calzado se consideraba más necesario en la otra vida que en esta: quienes no podían permitirse unas sandalias auténticas para su viaje al otro mundo, se hacían enterrar con reproducciones en madera o estuco, o incluso con simples dibujos. El faraón decoraba la suela con imágenes de sus enemigos para aplastarlos al caminar.

El vestuario de las mujeres no era menos sobrio que el de los hombres, ni tampoco mucho más recatado. El modelo más común y repetido a lo largo de tres milenios es una túnica tubular, sin costuras, ceñida al cuerpo como un guante, que realza cada curva del cuerpo femenino desde las costillas hasta los tobillos. Puede sostenerse con ayuda de dos tirantes o de uno solo, o bien consistir en un peculiar “palabra de honor”. Excepto en los modelos con tirantes anchos, este diseño deja los pechos al aire. Las diosas siempre vestían este tipo de túnica, que jamás pasaba de moda, pero las mortales, especialmente las más adineradas, fueron inventando variaciones.

drapeado moda egiptoA finales del Reino Antiguo aparecen las túnicas fruncidas con mangas y un tipo de camisa ajustada que deja el hombro derecho al descubierto. A veces, estas prendas llevan bordados en los bajos. En época de Ramsés II hacen furor las transparencias, los flecos, los plisados y las superposiciones, los chales y los drapeados, que insinúan las formas femeninas con gran sensualidad. Los senos pueden ocultarse o asomar con picardía. El juego entre enseñar y sugerir es constante en la moda egipcia.

La peluca es el complemento por excelencia del estilismo egipcio, pero no todo el mundo podía permitírsela. Probablemente los más humildes lucían su cabello natural: los hombres solían llevar el pelo corto y existían tintes para disimular las canas. Las pelucas se fabricaban con cabello humano sobre una base de fibras vegetales, por ejemplo papiro trenzado, que también servía para darles volumen.  Ocasionalmente podían completarse con pelo de origen animal. Se guardaban cuidadosamente en cajas, y a menudo acompañaban a sus dueños en su viaje al más allá.

En Egipto, la historia del peinado femenino es una larga competición entre mujeres ricas y pobres. El estilismo se completaba rizando el cabello con tenacillas calientes o trenzándolo en multitud de mechones. No siempre era necesario raparse para usar peluca. En el Reino Antiguo, las muchachas humildes se recogían el cabello con una cinta y las nobles, con diademas y coronas algo más elaboradas. Las primeras pelucas femeninas eran bipartitas, con raya en medio, podían decorarse con rizos o con trenzas y estaban reservadas a las aristócratas. Sin embargo, a partir de la V dinastía las mujeres corrientes se las ingeniaron para empezar a agenciarse pelucas. La reacción de las damas, en el Reino Medio, fue cambiar de estilo y dejarse el cabello natural, con abundantes rizos cortos.

Busto Nefertiti Maquillada Moda EgiptoEn el Reino Antiguo, los hombres usaban rizos cortos, con flequillo o raya en medio. El Reino Nuevo, incorpora complicadas creaciones, con mechones lisos en lo alto, puntas extremadamente rizadas en forma de borla y volumen extra, conseguido a base de fibras de palmera datilera.

El peinado egipcio por antonomasia, la peluca tripartita (dividida en tres partes) estaba reservada inicialmente a las diosas. Las grandes damas de la realeza se añadieron a este privilegio, otras las imitaron y, con el tiempo, este estilo se extendió al resto de la aristocracia y de las clases acomodadas.Peinetas, horquillas, pasadores y diademas completaban el conjunto. En el Reino Nuevo, el peinado tripartito se  hizo tan popular que hasta las sirvientas empezaron a lucirlo. La reacción de la realeza, en tiempos de Nefertiti, fue radical: vuelta inmediata al cabello corto.

El uso de maquillaje siempre estuvo bien considerado: el uso de productos cosméticos para reparar los desperfectos del tiempo o maquillar los accidentes de la vida son por lo tanto legítimos. Esto explica la gran variedad de productos como aceites, kohl, colirios, rojo para los labios y las mejillas, concebidos por los egipcios de la antigüedad y utilizados desde muy pronto. Las tumbas contienen a menudo todo lo necesario para la belleza en una cesta: los frascos de ungüentos, la pintura, los aceites, kohl en tubos de caña, y espejos de bronce pulido. Los polvos fueron utilizados para blanquearse la piel de la cara. Dos tipos diferentes de máscaras se usaban para los ojos: una negra para dibujar el contorno y acentuar su forma de almendra, y otra verde para las pestañas y las cejas. Al aplastar la galena, los egipcios obtuvieron un tinte negro, en el que el tono variaba según fuese de fino el polvo: cuándo era reducida a polvo muy fino, el tinte era de un negro muy oscuro; si era aplastada con menos precisión, tenía reflejos metálicos. Con este polvo hacían el kohl. El maquillaje de ojos estaba hecho con malaquita, y usaban el ocre para conseguir el color rojo. Todos estos productos se mezclaban con grasas animales para compactarlos y conseguir una conservación más duradera.
Los egipcios fueron las personas de la antigüedad que practicaron más el arte del maquillaje. Los productos cosméticos se comenzaron a usar para protegerse de los efectos del clima caliente y seco de Egipto. Así, el kohl protege y cuida de la conjuntivitis y los aceites perfumados sirvieron, y sirven todavía, para humedecer la piel y devolverle su flexibilidad. Las uñas y las manos se pintaban también con alheña. Sólo las personas de baja condición usaban tatuajes. No conocieron la destilación y no hicieron por lo tanto ningún perfume con alcohol. No obstante, cultivaban flores para perfumar otros productos. Los distintos elementos de las flores eran clasificados, pasados por un tamiz y convertidos en pastas perfumadas. En las pinturas de las tumbas se representan los ungüentos que los egipcios usaban para el pelo y que se aplicaban por medio de unos conos blancos colocados encima de la cabeza.

Las clases populares tampoco renunciaban al placer de adornarse con joyas. Como no podían costearse materiales como el oro y las piedras preciosas, recurrían a la cerámica, el hueso, la piedra y las flores naturales. La joyería egipcia, unisex, es tan variada como espectacular: anillos, brazaletes, tobilleras, cinturones, diademas, pendientes, broches y espectaculares collares de varias capas elaborados en cobre, plata y oro, con cuentas de amatista, ágata, cornalina, turquesa, lapislázuli… 



lunes, 25 de diciembre de 2017

Historia de la Moda - Prehistoria


La historia de la moda refleja la evolución cronológica de las prendas de vestir. La moda es el arte del vestido, de la confección de prendas tanto en ropa como. El vestido es una necesidad básica para el ser humano, para protegerse del frío y las
inclemencias del tiempo. Durante su evolución, el ser humano ha ido perdiendo el pelo, que ha tenido que suplir con pieles  o, más tarde, con lana o productos vegetales. Con el tiempo el vestido ha adquirido un carácter estético, reflejando el gusto y el carácter de su portador, y se ha ido convirtiendo en un adorno de la persona, sujeto a los cánones de la moda y del devenir artístico de cada civilización. En el vestido intervienen factores climáticos y geográficos, así como sociales, religiosos o sexistas.


La historia de la moda comienza con la aparición del Homo sapiens, que se cubrió de pieles de los animales que cazaba. En el neolítico el ser humano sabe hilar y tejer (con astillas pulidas de hueso creó la aguja y cosió sus prendas), pero las ropas que utiliza son trozos pequeños, que no se adaptan al cuerpo, aunque aparecen los primeros dibujos ornamentales.



El siguiente paso fue el descubrimiento
de los
tintes, que se obtienen por un proceso de maceración en agua de la corteza de ciertos árboles que contienen taninos, sobre todo del roble y el sauce.


Con la invención del telar las mujeres empiezan a tejer la lana de las ovejas y a hilar fibras vegetales como el algodón, el lino o el cáñamo. Nace así el primer traje que era simplemente una tela que así como salía del telar se enrollaba alrededor de la cintura y se acompañaba por otro cuadrado de tela que se colocaba sobre los hombros y se sujetaba con broches.









viernes, 7 de octubre de 2016

AVON lanza el ELIXIR DUAL ULTIMATE SUPREME


Un producto con el poder de dos. Dos potentes fórmulas que se unen para actuar de forma 5 veces más eficaz que un reconocido serum de alta gama en el mercado.

Con Serum Hi-Tech que actúa en las células de la piel, estimulando el proceso de purificación para ayudar a revertir el daño causado por el envejeciento; y Aceites Premium que complementan la estructura de lípidos de la piel, promocionando una sujeción más fuerte y una barrera protectora contra el daño externo, combatiendo los daños de envejecimiento.

Notarás que la piel luce más firme, recuperarás la apariencia de elasticidad, se minimiza el aspecto de las arrugas, se reduce el aspecto de las decoloraciones y se nota el aspecto de la piel regenerado e hidratado.

Se puede utilizar a diario, en el rostro y cuello limpios y secos. Presiona el aplicador y mezcla las dos fórmulas en tus manos y masajea con movimientos circulares y ascendentes.

Sus ingredientes nutritivos te permite utilizarlo solo, pero actúa de forma óptima como complemento antes de tu hidrantate.

Hasta el 3 de noviembre lo tienes con oferta de lanzamiento en: http://www.ebay.es/itm/302099159047?ssPageName=STRK:MESELX:IT&_trksid=p3984.m1555.l2649

Nos puedes seguir también en Twitter (https://twitter.com/minatxita) y en Facebook (https://twitter.com/minatxita)



domingo, 11 de septiembre de 2016

CONTORNO DE OJOS


La zona del contorno de ojos es la más frágil del rostro y la que antes refleja el paso del tiempo. No hay nada que añada más años y que dé al rostro un aspecto triste y cansado que unos ojos con arrugitas alrededor,bolsas y ojeras. Su aparición se debe a distintos factores: retención de líquidos, problemas circulatorios y malos hábitos. Unos buenos hábitos a seguir son: dormir de 7 a 8 horas diarias (los ojos reflejan el cansancio antes que otras zonas del cuerpo), reducir el consumo de sal y azúcar tanto como se pueda (provocan flacidez en la piel) y tomar frutos secos y pescados azules (ricos en Omega 3, que frenan la formación de radicales libres, hidratan y nutren la piel).

Para mejorar las bolsas hay cremas y geles específicos que las tratan. Son productos que incluyen activos que evitan la retención de líquidos, desinfiltran y refuerzan los capilares. Las cremas densas y los desmaquillantes que contienen aceites hay que evitarlos, ya que contienen aceites y favorecen y agravan las bolsas.

Las ojeras de color rojizo o morado suelen aparecer por herencia genética o problemas circulatorios. Su tratamiento es más complicado, las cremas con extractos vegetales que activan la microcirculación y refuerzan los capilares son de gran ayuda para eliminarlas. Las ojeras marrones (debidas a un exceso de melanina) pueden combatirse con un contorno despigmentante junto con un fotoprotector (SPF 50) para cuando sales a la calle.


Las patas de gallo suelen ser las primeras arrugas que aparecen. Sus causas son la gesticulación continua, la exposición al sol y el paso de los años. Se alisan poco a poco con el uso de cremas de péptidos y ácido hialurónico. Cuando ya son profundas y hay flaccidez, hacen falta cremas más completas a base de ingredientes nutritivos que estimulen la formación de nuevo colágeno y retensen la piel. Usar gafas, tanto graduadas como de sol es una medida muy eficaz para prevenir la aparición de estas arrugitas.

Hay diferentes contornos de ojos para elegir:
  • La textura en gel, ligera y refrescante, es apropiada para mujeres de hasta 30 años cuyo principal objetivo es deshinchar las bolsas e hidratar; los geles-crema y fluidos están indicados hasta los 40-45 años ya que son más hidratantes; las emulsiones y cremas son ideales para pieles maduras o muy secas que necesitan combatir  la flaccidez y reafirmar.

  • Los aplicadores en roll-on están destinados a las pieles jóvenes y que solo tienen bolsas por retención de líquidos. El aplicador metálico ejerce un efecto refrescante que descongestiona la zona y drena y reduce la inflamación.

  • También hay contornos que cumplen varias funciones a la vez: con aminoácidos para estimular la formación de colágeno, con proteínas para estirar la piel o vitamina E para bloquear los radicales libres.

Hay que tener cuidados con los componentes de los contornos de ojos, ya que pueden irritar  y producir picor.

La aplicación de forma correcta del contorno aumentará su eficacia: dos veces al día (mañana y noche) sobre la piel limpia y antes de otros productos; repartirlo en tres puntos a lo largo del párpado inferior, sin acercarla demasiado al borde del ojo porque puede irritarse la mucosa ocular; extenderlo con pequeños toques alrededor del ojo y sin desplazar la piel; y terminar con un tecleteo muy suave con los dedos índice y corazón a lo largo del párpado inferior (este gesto activa la microcirculación y el drenaje linfático, lo que ayuda a reducir las bolsas).

De todas formas, cuando tu mirada tenga un aspecto cansado, puedes recurrir a estos trucos que ayudan a devolver su aspecto radiante en pocos minutos:

  • Siéntate cómodamente, cierra los ojos y tápalos con las palmas de las manos suavemente durante cinco minutos.

  • Tener un antifaz de gel en el congelador es muy útil para combatir los signos de cansancio y rebajar la hinchazón. Ponlo sobre los ojos durante unos 10 minutos.

  • Empapa un par de discos con algodón con agua fría y otros con templada. Ve alternándolos sobre los ojos. Calma, tonifica y relaja la zona del contorno.

  • Un algodón empapado en té verde frío sobre los ojos durante al menos 5 minutos ayuda a tensar las bolsas y las arrugas de la zona. También puedes usar manzanilla.


Puedes encontrar productos para el contorno de ojos en http://www.avon.es/nerea74




lunes, 5 de septiembre de 2016

CLAVES PARA UNA EXFOLIACIÓN PERFECTA

Antes y después de las vacaciones es recomendable hacerse una exfoliación corporal a fondo para eliminar las células muertas que se van acumulando. Si no las retiras, aparecen puntos negros. Al retirarlas, la microcirculación mejora, se regeneran las células y se garantiza que los principios activos y nutrientes de los productos siguientes penetren mejor.

La forma de exfoliarse es muy sencilla: humedece la zona a tratar y con las yemas de los dedos, aplícate el exfoliante con suaves movimientos circulares; la dosis debe ser acorde al área a tratar e ir masajeando. Tras unos minutos, retíralo con agua o una toalla humedecida en agua templada.

Lo puedes hacer tranquilamente en la ducha exfoliándote la cara y el cuerpo, ya que la piel está mojada y el vapor del agua contribuye a abrir el poro. En el caso del rostro hay que evitar la zona de los ojos, que como ya sabes, es una piel muy sensible y delicada; también hay que ser cuidadosa en el cuello, el escote y el pecho. Para estas zonas se puede sustituir el exfoliante corporal por uno facial ya que el grano es más fino.

Lo puedes hacer en un momento de relax, sin prisa alguna para ser concienzuda con el proceso. Te recuerdo que la exfoliación es indispensable cuando te vas a poner el autobronceador para que obtener un resultado uniforme, o también cuando quieres potenciar los beneficios de una mascarilla.

No hay que olvidarse que después de la exfoliación tienes que aplicarte un tónico facial para calmar y equilibrar el pH (en el caso del rostro); y una loción, manteca o aceite corporal para nutrir en profundidad en el caso del cuerpo.


Te recuerdo que puedes seguir nuestros consejos también en: https://www.facebook.com/labeautenerea/ y https://twitter.com/minatxita y para encontrar productos para exfoliar: http://www.avon.es/nerea74